#RPGaDay2021 Día 27: Grupo

Bueno, hoy hubo algunos pié forzados agradables, pero Grupo se sintió particularmente relevante dado todo lo que he escrito a lo largo de este mes sobre los juegos de rol de mesa (JDR).

Necesario para jugar

La mayoría de los JDR, cuando describen lo que necesitas para jugar, mencionan de pasada, y por lo general en broma, que necesitas un grupo de amigues. 

Se supone que es la parte más fácil; tal vez nunca has oído hablar de los JDR o no tienes idea de dónde conseguir esos raros dados que ni siquiera sabías que existían, pero ¿amigues? Todes les tenemos, ¿no?

¿Cierto?

Creo que puede ser un poco más complicado que eso.

Antes de la caída

Cuando comencé a jugar JDR, no tenía un grupo de amigues con quienes jugar. Tenía algunos compañeros de clase que conocía desde hacía algunos años (en ese momento) que eran los que me invitaban a jugar, pero en realidad no eran mis amigos.

Después de pasar mucho tiempo después de la escuela jugando JDR con ellos, puedo decir con confianza que se convirtieron en mis amigos. Eso no hizo mucha diferencia mientras jugaba, pero ciertamente importaba cuando se trataba del costo (emocional) de dirigir una campaña para un grupo de personas.

Pero, ¿qué pasa si ya tienes un grupo de amigues con los que quieres jugar?

No lo hagas

Lo siento, pero después de más de 20 años de ver grupos de JDR alzarse y caer a mi alrededor, he llegado a una conclusión algo amarga.

Jugar JDR con un grupo de amigues es lo ideal, pero rara vez funciona en la realidad.

Tus amigues son tus amigues por muchas razones. Puede que compartan muchas cosas fuera de los JDR. ¡Diablos! Incluso pueden decir «Sí» si les invitas a un juego si no tienen idea de qué se trata, pero eso no significa que serán un buen grupo de JDR.

Creo que el problema aquí es el siguiente. Tus amigues son tus amigues porque se preocupan por ti. Quieren verte feliz. Por lo tanto, si les pides que hagan algo en lo que pueden no tener interés (como los JDR), y pareces feliz y emocionade de hacerlo, probablemente dirán «Sí», no por ningún interés particular en aprender este juego, pero sólo porque quieren verte feliz.

Esto es particularmente cierto en el caso de tu familia (si es funcional, claro está).

Entonces, como puede ver, invitar a tus seres querides a jugar contigo no es una buena propuesta después de todo. En teoría puede sonar genial pero, en la práctica, está plagado de posibles caídas desde el principio. Puede que no tengan ningún interés en jugar contigo, pero van a unirse por amor a ti. Incluso pueden soportar hacer algo que les disgusta un poco si te ven feliz.

Es bastante deprimente cuando lo piensas.

Habiendo llegado a este punto, la alternativa de JDR en solitario puede parecer tentadora, pero no voy a renunciar a la idea de jugar JDR con amigues todavía. Antes de eso, hay una alternativa que me gustaría explorar.

Amigues de juego

En lugar de pedir a tus seres querides que compartan tu afición, ¿por qué no encuentras algunas personas que ya les guste tu afición y luego los añades a elles a la lista de tus seres querides?

O, en otras palabras, ¿por qué no buscas otres jugadores con les que entablar amistad?

Cuando regresé a la afición en serio, allá por 2014-15, cometí el error de tratar de convertir a todes mis seres querides en jugadores de rol. Los resultados, como es de esperar, fueron menos que estelares. La gente tenía curiosidad por lo que yo amaba y querían ser parte de esa alegría pero, una vez que todo estaba dicho y hecho, no jugaban tanto porque habían descubierto un pasatiempo que nunca supieron que amaban, sino porque era una bonita forma de compartir una pasión conmigo.

La pandemia

Durante años me resistí a jugar JDR en línea. No podía entender cómo alguien preferiría jugar a través de una pantalla, mientras estaba frente a un computador, en lugar de compartir el espacio de la vida real con gente. ¿Y los dados? He gastado una pequeña fortuna en mi colección. ¿Qué haría yo con ellos? 

Y luego la pandemia golpeó y ahora no había opción; era juego en línea o nada. Algunas personas prefirieron «nada» en esa situación, pero yo no soy una de esas personas.

De hecho, como mencioné antes, después de transportar todos mis juegos a plataformas en línea, ahora me cuesta imaginar volver a jugar en la vida real.

Considera esto: si juegas en línea, salvo algunas diferencias extremas de zona horaria, puede jugar con cualquier persona en el mundo. No sólo de tu vecindario, no. Ni de tu ciudad o de todo tu país, no. De todo el planeta Tierra.

¿Cómo no vas a encontrar algunes jugadores de rol realmente agradables con les que jugar?

El inevitable apéndice 

Si estás jugando con extrañes, no puedo recomendar lo suficiente que uses herramientas de seguridad. Al menos pon la Tarjeta X sobre la mesa e intenta establecer otras herramientas que te puedan gustar en una buena sesión cero.

Además: se lo más honesto y directo que puedas mientras busca un grupo. Se explícito si es amigable con gente LGBTQIA+. Menciona qué herramientas de seguridad piensa utilizar.

Sinceramente, creo que si le dedicas suficiente tiempo y energía, encontrarás tu grupo. Está ahí fuera, sospecho.

Sólo tienes que buscarlo.


¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Genial! Ayúdame dejando un comentario, compartiéndolo con une amigue o uniéndote a mi Patreon. Estoy tratando de mantenerme con mi escritura y se agradece cualquier ayuda.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s